sábado, 16 de abril de 2011

Diferencias entre Israel y la Iglesia





Por Jack Fleming

Fue durante los siglos XVI al XVIII cuando los estudiantes de la Biblia comenzaron a espiritualizar todas las profecías referentes a Israel, debido a que en esos tiempos parecía imposible que ellos pudieran constituirse en una nación nuevamente. El destierro de Israel había comenzado en el año 70 DC. cuando el general romano, Tito, arrasó con la nación y la ciudad santa, del templo no quedó piedra sobre piedra, como lo había anticipado el Señor.

Humanamente se veía imposible que se pudieran cumplir con Israel todas las profecías que Dios había anunciado, así que estos estudiantes de la Biblia, debido a su falta de fe y de visión, comenzaron a llamar a la iglesia "La Israel Espiritual". Esta definición ha causado mucho daño a la iglesia, porque se han introducido forzadamente elementos contrarios a la verdadera doctrina cristiana. Esta forma de judaizar el cristianismo, que fue el fruto de la falta de fe de los antiguos, ha seguido latente en algunos líderes del cristianismo que no tienen gran conocimiento bíblico.

Israel, por sobre toda predicción humana, el 14 de Mayo de 1948 asombró al mundo y a los escépticos constituyéndose en una nación, después de un destierro de casi 2 mil años, tal como lo había anunciado Dios en Su Palabra. Pero los que no tienen gran dominio de las Escrituras no han querido rendirse ni aún ante este hecho consumado, y todavía siguen judaizando a la iglesia con esa definición errada y anti bíblica de llamar a la iglesia "La Israel Espiritual".

Los judaizantes modernos se ven obligados a forzar las Escrituras en forma arbitraria, para sostener que la iglesia es el Israel espiritual. Pero al hacerlo demuestran no tener ningún respeto por las reglas más elementales de la interpretación bíblica y lo que es más grave, están destruyendo todo el simbolismo expresado en el Antiguo Testamento los cuales apuntaban a Cristo. Y una vez que llegó Aquel a quien representaban por medio de figuras, símbolos; todo aquello que era sombra de lo que habría de venir, todo eso es puesto de lado.

Heb. 8: 5 "es figura y sombra de las cosas celestiales".
Heb. 8:2 "aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre".
Heb. 9:1 "TENÍA ordenanzas de culto y un santuario terrenal".
Heb. 9:9 "lo cual es símbolo para el tiempo presente".
Heb. 9:23 "figuras de las cosas celestiales".
Heb. 10:1 "teniendo la sombra de los bienes venideros, nunca la imagen misma de las cosas".
Heb. 9:11 "Pero estando ya presente Cristo...."

Estando ya presente Cristo, todo aquello que fue figura, símbolo, sombras de lo que habría de venir, habiendo cumplido el propósito con que Dios las entregó; todo aquello fue puesto de lado. Heb. 7: 18 "Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia". Fue entonces necesario que Dios entregara para la iglesia, nuevas y más precisas instrucciones, "para que sepamos cómo debemos conducirnos en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad" (1Tm.3: 15).

El Nuevo Testamento no anula el Antiguo, sino que ambos revelan al mismo Dios, pero está tratando con dos pueblos diferentes. En el Antiguo Testamento Dios se dirige a su pueblo terrenal Israel, porque la iglesia era el misterio escondido durante ese tiempo (Ef.3: 9). Y en el Nuevo Testamento encontramos las instrucciones claras y precisas para la iglesia, su pueblo espiritual, por lo tanto, cuando necesitamos saber sobre alguna ordenanza para la iglesia, necesariamente debemos recurrir al Nuevo Testamento.

Toda la Biblia es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia (2Tm.3: 16). Pero lógicamente si deseamos conocer alguna instrucción específica para la iglesia, la vamos a encontrar en el Nuevo Testamento; por ejemplo sobre el bautismo, la Cena del Señor, etc. Del mismo modo, si deseamos conocer alguna disposición puntual para Israel, como debían sacrificar el cordero pascual, circuncidar a sus hijos, pagar el diezmo, etc., necesitamos buscar en el Antiguo Testamento porque nada de esto hallaremos en el Nuevo Testamento.

Israel es un pueblo terrenal, con promesas terrenales. La iglesia es un pueblo espiritual, con promesas espirituales.

El judaísmo y el cristianismo no se mezclan, se excluyen mutuamente. Unirlos es la perdida completa del significado de cada uno de ellos.

Los judaizantes modernos se han caracterizado por incluir dentro de la iglesia, todas aquellas ordenanzas del Antiguo Testamento que Dios dejó claramente para Israel, y que estos líderes ven como beneficiosas para conseguir alguna ganancia material. Son estos comerciantes de la fe los que más insisten en llamar a la iglesia "La Israel Espiritual". Por ejemplo, en Lv. 23 Dios ordenó a Israel celebrar las siete fiestas solemnes, dice Lv.23: 2 "Habla a los hijos de Israel y diles:"

No existe ninguna duda que esto se lo dice al pueblo terrenal, Israel. En el verso 3 les da instrucciones sobre el Sábado. Versos 4-5 La Pascua. Versos 6-8 Los panes sin levadura. Versos 9-14 Las primicias. Versos 15-22 la fiesta de Pentecostés. Versos 23-25 Las Trompetas. Versos 26-32 el día de la Expiación. Versos 33-44 Los Tabernáculos. Y casi todos estos judaizantes concuerdan en celebrar (según ellos), únicamente la fiesta de las primicias, porque han encontrado una forma más para beneficiarse materialmente.

Pero aún cuando leemos en Lv. 23: 9-14 vemos que lo que ellos llaman en el día de hoy "Fiesta de las primicias", es un vulgar remedo de lo que Dios ordenó al pueblo de Israel. Allí se ordena traer al sacerdote (ahora en la iglesia todos los creyentes somos sacerdotes, Ap.1:6), una gavilla la cual mecerá delante de Jehová; y el día que ofrecieren la gavilla, debían ofrecer un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová.

Hoy, estos judaizantes llaman "Fiesta de las Primicias" a la recolección de diversos regalos que deben traer para el pastor. Si esto no es un insulto a nuestra inteligencia, no sé cómo llamarlo. Les interesa incluir en el cristianismo únicamente esta caricatura que han dado en llamar "fiesta de las primicias", pero arbitrariamente excluyen las otras seis, porque esas no les reporta ningún beneficio, y ni hablar del día Sábado que encabeza estas ordenanzas de Lv. 23 porque entonces la iglesia se puede dar cuenta que es para Israel y no para ellos.

Lo mismo tendría que decir sobre el diezmo, pero eso lo analizaré en un capítulo aparte. La iglesia no es el Israel espiritual, ambos pueblos son totalmente diferentes, no se pueden mezclar.

ISRAEL ES UN PUEBLO TERRENAL CON PROMESAS TERRENALES:

El padre de la nación de Israel fue Abraham, un hombre, a quién Dios le dio la tierra por heredad.

Gn. 12: 7 "apareció Jehová a Abraham, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra".

Dios escogió a Abraham para formar en su descendencia, una nación, un pueblo terrenal, y le ofreció bendiciones terrenales:

Dt. 28: 1-5 "Si oyeres atentamente la voz de Jehová, para guardar y poner por obra sus mandamientos... vendrán sobre ti todas estas bendiciones... el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas".

Por este motivo todos los fieles del Antiguo Testamento fueron hombres ricos, Abraham, Isaac, Jacob, etc.

LA IGLESIA ES UN PUEBLO ESPIRITUAL CON RECOMPENSAS CELESTIALES

Los judaizantes modernos se asemejan mucho a sus antecesores, porque también están predicando otro evangelio, el Evangelio de la Prosperidad. Tergiversando las Escrituras, utilizando personajes y promesas hechas al pueblo terrenal, para forzar su filosofía e insertarla en la iglesia, dicen que Dios no nos ha llamado a pobreza y citan como ejemplo las riquezas que obtuvo Abraham y toda la prosperidad de los patriarcas del Antiguo Testamento, todos ellos ciudadanos del pueblo terrenal.

Un raciocinio muy elemental nos basta para comprender el fraude de esa enseñanza de la prosperidad, que resulta muy atrayente para los cristianos carnales que aman las cosas de este mundo.

La Biblia y la historia nos demuestra que la mejor etapa de la iglesia fue la del primer siglo, ella fue una iglesia rica espiritualmente, pero tan pobre económicamente que tuvieron que mantener comedores diarios para suplir las necesidades de los primeros cristianos (Hch.6:1) Y en Hch.2:45 dice: "vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno".

Si el evangelio de la prosperidad que predican los judaizantes de hoy fuera verdad, los primeros cristianos deberían haber sido todos muy ricos, porque vendían sus propiedades y Dios tendría que haberles devuelto dos, tres o cuatro casas a cada uno de ellos. Pero el relato de las epístolas y la historia dice que durante los tres primeros siglos, fue una iglesia rica espiritualmente, pero estaba constituía mayoritariamente por los desposeídos, los pobres de este mundo.

Lo mismo vemos en la vida de Pablo, abandonó su posición social, pertenecía al sanedrín, dejó su importante puesto en el ejército romano, renunció a sus propiedades, todo lo desechó para seguir al Señor y ¿por qué no funcionó en él lo que aseguran los predicadores del evangelio de la prosperidad?

La Biblia nos dice que él vivió austeramente, en cárceles, enfermo, etc. ¿Fue porque no tuvo suficiente fe? ¿O porque no visualizó las riquezas? ¿O debido a que no pensó positivamente? ¿O porque el evangelio de la prosperidad es un fraude?

La iglesia es un pueblo espiritual Ef.1: 3 "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual".

El Señor nos dice en Su Palabra:

Jn. 15: 19 "No sois del mundo"

1Jn. 2: 15 "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo"

Mt.6: 19 "No os hagáis tesoros en la tierra"

Mt.19: 23 "difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos".>/P>

24 "No podéis servir a Dios y a las riquezas"

Lc.21: 17 "Seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre"

Jn.15: 20 "Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán"

Filp.3: 20 "nuestra ciudadanía está en los cielos"

Heb.3:1 "hermanos santos, participantes del llamamiento celestial"

Ef.2: 6 "nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús"

La iglesia es un pueblo celestial, no es terrenal. Estamos en el mundo, pero no somos del mundo, nuestra herencia y nuestras bendiciones son celestiales. Aquí tendremos persecuciones; podremos ser despojados de todos los bienes materiales, pero nuestra recompensa está en los cielos, no en la tierra. Jamás nos ha ofrecido bendiciones materiales, es más, nos ha exhortado a no tener tesoros en la tierra, porque donde esté nuestro tesoro, allí estará nuestro corazón (Lc.12:34).

Son múltiples las diferencia que existen entre Israel y la iglesia, solamente enumeraré algunas de ellas:

1 .- Israel es un pueblo terrenal. La iglesia es un pueblo celestial.
2 .- Israel tiene promesas terrenales con prosperidad terrenal. La iglesia tiene promesas espirituales con recompensas celestiales.
3 .- Los israelitas son los amigos del Esposo. La iglesia es la esposa (Jn.3: 29).
4 .- En Israel Dios habitó en el tabernáculo. En la iglesia en cada creyente (1Cor.3: 16).
5 .- En Israel el Espíritu Santo venía sobre algunos y se iba. En la iglesia viene sobre todos los creyentes y mora en ellos (1Cor.3:16, 1Jn.2: 27).
6 .- La Ley para Israel. La Gracia para la iglesia (Rm.3:19, 6:14).
7 .- El judaísmo es una religión. El cristianismo es una regeneración, es nacer de nuevo.
8 .- En Israel la salvación era por perseverar guardando la ley. En la iglesia somos salvos por fe no por obras (Ef.2: 9, Tito 3: 5).
9 .- El Sábado es una señal entre Dios e Israel (Ex.31: 13 y 17). En la iglesia el Domingo es el día del Señor.
10.- La Pascual para Israel. La Cena del Señor para la iglesia (1Cor.5:7).
11.- Israel tenía prohibición de comer ciertos alimentos. En la iglesia hay libertad (1Cor.10: 25).
12.- A Israel, debido a la dureza de sus corazones se le permitió el divorcio. En la iglesia, no.
13.- A Israel se le mandó hacer guerra a sus enemigos. A la iglesia a amar a sus enemigos (Mt.5: 43-44).
14.- En la religión judaica habían sacrificios temporales. En la iglesia tenemos un solo sacrificio con eficacia eterna (Heb.10:10, 9:11-12).
15.- En el judaísmo tenemos el incienso. En la iglesia las oraciones (Ap.5: 8).
16.- A Israel se le ordenó separarse del resto de las naciones (Hch.10: 28). A la iglesia, ir a todas las naciones.
17.- Israel tenía un sacerdocio limitado a la tribu de Leví. En la iglesia todos somos sacerdotes (Ap.1:6).
18.- La unción con aceite para Israel. La unción con el Espíritu Santo para la iglesia (1Jn.2:20 y 27).
19.- Los israelitas tenían limitaciones para llegar a la presencia de Dios. La iglesia tiene libertad (Heb.4: 16).
20.- Israel tenía un sumo sacerdote que era un hombre pecador. La iglesia tiene un Sumo sacerdote perfecto y eterno (Heb.7: 28).
21.- A Israel se le ordenó pagar el diezmo. A la iglesia "lo que propuso en su corazón"(2Cor.9: 7).
22.- Israel tendrá el encuentro con el Señor en la tierra. La iglesia en el aire para ser llevados a las mansiones celestiales (Zc.14: 4, 1Ts.4: 17).
23.- Israel pasará por la Gran Tribulación. La iglesia será arrebatada antes que esos juicios comiencen (Jer.30:7, Rm.8:1).


http://www.estudiosmaranatha.com/